Aprendizaje y Desarrollo Producciones

Sitio de los alumnos

La transformación social

| 1 Comentario

LA TRANSFORMACIÓN SOCIAL

-UNA PERSPECTIVA VYGOTSKYANA SITUADA

 En el día a día las personas transitamos por espacios públicos, interactuamos con otros y vivimos en sociedad. A veces cuando caminamos en una acera demasiado transitada o viajamos apretujados en el metro, nos sentimos totalmente ajenos a las personas que nos rodean y podemos llegar a sentir que somos un pequeño individuo contra una sociedad abrumadora. Sin embargo, Mejía nos hace ver que existe una serie de interacciones complejas e intersubjetividad que nos permite provocar desde la actividad individual una serie de cambios en las prácticas sociales.

 1

En la actualidad las prácticas sociales que realizamos como estudiantes, donde existe un intercambio es el trabajo en equipo al aprender en la Universidad, por ejemplo. En ella, nos encontrarnos con perspectivas diferentes al nuestro cuando discutimos sobre un tema actual o de la materia. Creo que la transformación comienza cuando escuchamos opiniones distintas a la nuestra, pues se posibilita la modificación de esquemas y en base a ello pensamos y luego actuamos diferente.

 23

En el trabajo, es posible participar en juntas, entender los problemas que existen en la empresa o en el equipo laboral. Esto se puede hacer contando experiencias, compartiendo las normas o mostrando resultados no deseados, así la perspectiva sobre las propias acciones y la de los demás cambia, lo que lleva a una transformación.

 4

Si se forma parte de un servicio social, se conocen contextos diferentes a los nuestros, se conocen problemáticas sociales que en primera instancia parecen ajenas a nosotros, pero que después de conocerlas de cerca, entendemos que cualquier acontecimiento o problema social de involucra con nosotros de alguna forma. Creo que el servicio social provoca uno de las transformaciones más significantes, pues enfrentarse a realidades completamente diferentes a las nuestras producen una reestructuración de los conocimientos total.

 5

Ahora, como Mejía apunta, cada cultura plantea problemas diferentes, pues la visión compartida de cada grupo social es distinto y así también el planteamiento de problemas. En nuestra cultura mexicana se ha planteado el problema del gobierno a lo largo de toda su historia desde la época colonial. En una cultura donde se percibe el gobierno como algo ajeno al resto de la sociedad y como origen de todos los males, pero poco a poco parece que la sociedad se ha percatado, por medio del contacto con otras culturas, que el problema reside tanto en el ciudadano común como en el gobierno, ahora falta que todos nos planteemos que tenemos el poder de empezar el cambio desde nosotros como individuos.

 6

A veces miro las protestas sobre la reciente tragedia de los estudiantes desaparecidos y pienso si son de alguna utilidad. Pues como Mejía dice, compartir nuestros problemas es ciertamente un comienzo para el cambio, compartir la preocupación o el pensamiento planta una semilla para que brote la reflexión y el cambio, pero es necesario más que eso para obtener una transformación con resultados visibles.

Actualmente contamos con todo tipo de instrumentos para posibilitar el intercambio de intersubjetividades, principalmente la red social por internet, que ha hecho posible que las personas se expresen ilimitadamente. Se han formado también espacios comunes físicos, por ejemplo las marchas, para compartir opiniones sobre la situación actual del problema de Ayotzinapa. Sin embargo es peligroso caer en un círculo vicioso de pensamientos donde se buscan culpables, pero no soluciones.

Como estudiantes privilegiados es nuestro deber compartir nuestro conocimiento, aportar soluciones para generar cambio. Si levantamos la voz suficiente, otros pueden usarla como escalón para trepar la barda que los ciega. Ellos ya tumbaron la nuestra cuando destaparon todas las fosas, lo que nos ha hecho escuchar sin eufimismos la situación real de nuestro país. Ahora juntos debemos entenderla por medio de más diálogo, de más conocimiento, para juntos poder manejarla.

 7

 

Ana Nicole Montes de Oca Colliander, ITESO, Tlaquepaque. 

 

 

 

FUENTES CONSULTADAS

Mejía-Arauz, R. (1996). “La mediación y la transformación social”. En Renglones, revista del ITESO, núm. 34. Tlaquepaque, Jalisco: ITESO.

Un Comentario

  1. Nicole:
    Muy interesante tu reflexión acerca de las prácticas sociales que les está tocando vivir y de cómo ellas los van formando y modelando. Felicidades!

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.