Aprendizaje y Desarrollo Producciones

Sitio de los alumnos

Etapa preoperatoria

| 1 Comentario

 Ana Lorena Peña Maisterra

 

 

El psicólogo, epistemólogo y biólogo Jean Piaget dentro de su teoría constructivista se interesó por la interacción entre nosotros y los objetos, pensaba que de esa manera procede el conocimiento y que es una construcción continua que cada uno crea a través del tiempo.

Piaget divide tal desarrollo intelectual en momentos llamándolos estadios. El primero es el sensorio- motor, que abarca los primeros 2 años de vida del niño; enseguida se encuentra el estadio pre-operatorio que va de los 2 a los 7 años; a continuación se sitúa el estadio de pensamiento operacional concreto, el cual es de los 7 a los 11 años; y por último, el de operaciones formales que abarca desde los 11 hasta que llega a la adolescencia.

piaget

En este espacio les hablare del segundo estadio, el preoperatorio, también llamado de la inteligencia verbal o intuitiva. Pero ¿Por qué es llamado de tal manera? El sujeto no es capaz de realizar operaciones, se guía más por su intuición que por su lógica y afirma sin ser capaz de dar demostraciones o justificaciones. En este periodo el niño comienza a usar las funciones simbólicas y de la interiorización de los esquemas de acción en representaciones, es decir, para él las palabras son en sí igual a símbolos.

El niño asimila e interpreta de acuerdo con sus estructuras previas, al involucrarse con un objeto utiliza su idea y lo que sabe de él, no tal cual es en realidad. Atribuye a la realidad exterior características de su propia conducta y la ve con rasgos objetivos y no subjetivos. Se ve influida su percepción de las situaciones dejando de lado las transformaciones que ligan una situación con otra. El niño utiliza los objetos con fines diferentes a los creados.

piaget-teoria                     untitled

Cuando pasa a la etapa preoperatoria ya debe saber actuar e interpretar la realidad, gracias al inicio de la creación de representaciones puede anticipar comportamientos no favorables para él o los que le harán conseguir lo que desea. Al tener experiencias enriquecedoras en la etapa anterior, será más sencillo desenvolverse en la siguiente.

El niño en esta etapa aprenderá a formar categorías con los objetos, a clasificarlos de acuerdo a sus semejanzas y a ordenarlos en función de sus diferencias. Todo esto a través del lenguaje y las representaciones.

El lenguaje, es parte esencial en esta parte del desarrollo del niño, le permite expresar ideas y comenzar a socializar, le ayuda a impulsar el pensamiento y la memoria, entre muchos otros beneficios. La aparición del lenguaje y de la representación amplía enormemente su conocimiento del mundo de manera que va reconstruyendo poco a poco lo que ya sabe sobre el mundo y construye nuevos procedimientos para organizar las ideas que tiene de él. Este proceso perdurara hasta el fin de los estadios. La presencia de un entorno social de personas contribuye muy especialmente a potenciar el desarrollo de todas estas capacidades cognitivas.

La estructura es la fuente de capacidad deductiva pues contiene las habilidades coordinadas del niño, la cual en esta etapa él no está consiente de ella, no sabe exactamente el cómo y porqué de las cosas, y lo irá descubriendo conforme crezca.

En todos los estadios está presente el llamado egocentrismo pero se manifiesta de diferentes maneras en cada una. Al niño preoperatorio se le dificulta ponerse en el punto de vista de los otros. Busca ser el centro de atención, no busca influir en el otro, sino simplemente su captar su atención. Y esto no lo hace con mala intención, sino que busca complementar sus ideas, pues se va dando cuenta que un conocimiento lleva al descubrimiento del otro, lo que algunas veces puede provocar confusión y frustración debido a querer saber más y más y no llegar a comprender completamente todo.

La formación de invariantes es un rasgo característico según la teoría piagetiana, estas son elementos de una situación u objeto que se conservan a pesar de las transformaciones. Las llamadas identidades y el establecimiento de las primeras funciones son tipos de invariantes que se adquieren durante este periodo.

A la identidad se refiere a la noción de que un objeto continúa siendo el mismo objeto a lo largo de diversas transformaciones aunque modifiquen otros aspectos. Como cuando vacías el agua de un vaso a uno más alto y estrecho sigue siendo la misma cantidad y la misma agua, pero para el niño, aunque sabe que es la misma agua, piensa que la cantidad cambió al ver el nivel de agua más arriba.

Al mismo tiempo que se adquiere la noción de la identidad de los objetos, se adquiere la de la relación o dependencia funcional. Es cuando el niño comprende que algunos acontecimientos van asociados con otros y una modificación en el primero produce una modificación en el segundo. Por ejemplo,

En este periodo tanto las identidades como las funciones son invariantes de tipo más bien cualitativo que cuantitativo. Esto Piaget lo llama invariancia numérica, el niño primero debe comprender completamente los conceptos para poder pasar a lo numérico.

El sujeto no es consciente de su propia actividad, pues su capacidad introspectiva es muy reducida. Y por lo mismo del egocentrismo, les resulta difícil reconocer que no saben algo, por lo que al preguntarles cómo consiguieron o saben algo ellos contestan aunque sus respuestas no tienen sentido alguno.

Todas estas limitaciones del pensamiento del niño se desarrollaran en las siguientes etapas planteadas por Piaget, y todo lo que adquirió le ayudara a seguir avanzando en estas.

Reporte y análisis

En el desarrollo de un test de inteligencia normativo, Piaget observó que los niños de la misma edad tendían a cometer errores similares, del mismo tipo. Estos patrones de errores agrupados por edad le llevaron a pensar en la existencia de una secuencia evolutiva en el crecimiento intelectual y a aplicar pruebas a los niños para analizar dichos errores.

En este trabajo se diseñaron un conjunto de pruebas con el fin de poder observar y analizar cómo un niño que se encuentra en la etapa preoperacional reacciona a diferentes situaciones o preguntas. Esto para demostrar si el niño si tiene o no desarrollada la conservación en este periodo de desarrollo intelectual.

Los sujetos a observar son niños de 3, 5, 6 y 7 años de edad, los cuales están cursando desde primero de kínder hasta segundo de primaria. Elegí varios sujetos para que puedan observar las diferentes reacciones y vean el avance dentro de esta etapa.

La prueba consta de dos partes, una en la que le mostramos los materiales y la segunda son las preguntas que nos reflejaran su reacción. El material que se utilizó fue un par de vasos idénticos y uno diferente, así como agua para rellenarlos.

Yo como guía les presenté dos recipientes idénticos llenos hasta el mismo nivel. Se les preguntó si la cantidad de agua es igual en ambos vasos. Enseguida se vacío el contenido de uno de ellos a un vaso de diferente capacidad, siendo más bajo y angosto.  Entonces se les preguntó ¿El agua que vez en el vaso nuevo es la misma que teníamos antes? ¿Cambió la cantidad de agua? Y ¿Por qué crees eso? Y se observó y escuchó sus respuestas.

El niño de 3 años no tenía la más mínima idea de lo que estaba haciendo, pone más atención en el agua y no en cual tiene más o menos, vemos en el video que él se concentra en tomársela y en el vaso que no tiene nada. El niño de 5 ya se puede concentrar en un elemento y toma en cuenta que si el vaso es más gordo se expande, pero sigue pensando que la cantidad cambia, no puede establecer todavía relaciones funcionales e identidades de tipo numérico, así como el de 6 años. Incluso el niño de 7 años que ya está por pasar a la siguiente etapa no tiene tan clara la situación, la analiza y la describe, sin embargo tampoco es capaz de mostrar que ha desarrollado la conservación de los objetos. Incluí a una niña de 9 años, esto para ver si un niño que ya está en la etapa de operaciones concretas ya desarrollo la conservación. Podemos notar que lo explica con más seguridad, comenta que no se le agrego más agua por lo tanto es la misma.

Considero que los sujetos si cuentan con características descritas por Piaget de esta etapa de desarrollo, son egocéntricos y lo que responden están seguros que es lo correcto. No están conscientes del cómo y porqué de las cosas, es por eso que contestan sin sentido alguno con el único objetivo de responder correctamente a tu pregunta. Mediante el lenguaje y representaciones me explicaron desde su perspectiva porque uno de los vasos parecía tener más agua. Como comentaba anteriormente, estas habilidades las continuara desarrollando poco a poco a través de los años con influencia de su entorno social.

Este proyecto me ha ayudado a entender más la manera de pensar y de expresarse de los niños, ahora puedo analizar con una visión más crítica y sin juicio la forma en que el niño en esta etapa de desarrollo se desenvuelve dentro de la sociedad. También esto me impulsa a estar siempre al pendiente de este desarrollo intelectual de los niños, no dejarlo de lado y ayudarlos a que las experiencias dentro de cada etapa sean provechosas y satisfactorias, esto sin querer enseñarles demás o saltarse etapas, pues por aprender cosas muy avanzadas pueden pasar por desapercibidas otras y puede afectar en un futuro.

Un Comentario

  1. Ana Lorena te dejo tu retroalimentación y calificación.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.